FRACASO, JUSTICIA Y PERFECCIÓN

Estaban un día el Fracaso, la Justicia y la Perfección tratando de hacer un árbol. Pero el Fracaso no lo veía claro, estaba convencido de que no podrían hacerlo. A la Perfección le parecía que no estaba los suficiente bien hecho, que debían esforzarse más. Y a la Justicia le parecía que no era justo que tuvieran que usar un trozo de tierra y sacrificar agua para un solo árbol. Así que cuanto más hacían más deshacían y se les pasaba el tiempo discutiendo. Cuando parecía que ya estaba casi hecho la Perfección decía que aquel árbol era una chapuza y tenían que volver a empezar. El Fracaso añadía que era imposible hacer un árbol que por más que se esforzaran les saldría siempre mal y la Justicia, bueno, la Justicia tenía argumentos para todo. Que era injusto que la Perfección decidiera cuando estaba bien o mal, que el Fracaso pusiera menos de su parte en la tarea, que la Justicia tuviera que pensar ella sola en lo que era justo e equitativo y nadie más le valorara su esfuerzo… etc, etc, etc. Finalmente pasó el tiempo y simplemente no hubo árbol. Nunca lo hicieron.

Pero entonces llegó la Naturaleza e hizo un árbol y le pareció que era Perfecto, y que había usado material y esfuerzo en la Justa medida así que a sus ojos aquel árbol era todo un Éxito. Probablemente ni la Perfección, ni la Justicia, ni el Fracaso hubieran pensado lo mismo pero es que no estaban allí para opinar porque no existen.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s